Soleá Morente presenta “Tendrá que haber un camino”

camino

Soleá Morente publica su nuevo trabajo titulado “Tendrá que haber un camino”.

Después de colaborar en grabaciones de su padre y hermana, después de participar en los dos discos de Evangelistas, después de formar parte del Tributo a Triana, después de… ya tiene su primer disco en solitario. Soleá Morente presenta “Tendrá que haber un camino“.
Hace unos meses José Enrique Morente nos decía sobre su hermana: “Tiene una gran capacidad de trabajo, se deja los codos y a mí me aporta mucho”. Tras escuchar su debut, entendemos perfectamente lo que nos dijo el hijo pequeño de Morente pues, Soleá se ha dejado el alma en este trabajo y el resultado es sorprendente y gratificante.
Sin cortarse, de entrada recupera unas bulerías, “Yo escucho los cantos“, que su padre incluyó en el histórico “Despegando” junto a Pepe Habichuela, continua con “Oración“, single perfecto, inspirado en un texto de María Zambrano, en “La ciudad de los gitanos” recurre al amor que siente por Lorca transmitido por su padre, “Arrímate” son unos fandangos con aires moriscos en los que participa Jalal de Chekara, con las sevillanas “Están bailando” y los tangos “Solos tú y yo” nos lleva a los setenta con sonidos de rock andaluz y trianero.”Eso nunca lo diré” es una granaína especial en su rica experimentación. Hay dos adaptaciones de Leonard CohenDama Errante” y “Esta no es la manera de decir adiós“, la primera podría aparecer en “La Leyenda del Tiempo” y la segunda en “Omega“, interpreta tres composiciones de La Bien QueridaVampiro“, “Nochecita Sanjuanera” y “Todavía“, esta última con el violín de Mohamed Souleymane de la Orquestra Árab de Barcelona y también canta en un tema creado por David “Beef” Rodríguez, titulado “Tonto“, con bases electrónicas.
Estrella y José Enrique Morente, Montoyita, J, Antonio Arias, Florent Muñoz, JJ Machuca, Jaime Beltrán, Juan Codorniu, Eric Jiménez, Manu Ferrón, etc. Son muchos los que han querido estar presentes en este estreno y ahora te toca a ti no perdértelo. Vale la pena.