Rafael Riqueni “Parque de María Luisa”

parque de maria luisa rafael riqueni

Veintiún años esperando nuevo disco de Rafael Riqueni.

Lo mejor de esta reseña es poder hacerla. Después de “Juego de Niños”(1986), “Flamenco”(1987), “Mi tiempo” (1990), “Suite Sevilla” (1992) con José María Gallardo, “Maestros” (1994) y “Alcázar de Cristal” (1996), llega “Parque de María Luisa”, un disco proyectado, almacenado y esperado por muchos.

 

Emociones fuertes

La genialidad del guitarrista sevillano nos lleva, a la hora de valorar y reflexionar sobre sus creaciones, de nuevo a lo del huevo y la gallina pues, no sabemos si su delicada salud lo hace más sensible a todo lo que le rodea y por tanto su obra es un reflejo de ello; o su sensibilidad provoca en él un deterioro físico o psíquico que lo sitúa en el límite emocional como ha ocurrido con otros creadores como Mozart, Kurt Cobain o el mismísimo Camarón.

 

Colaboradores de prestigio

Han pasado muchos años desde su última grabación y Riqueni en su regreso discográfico ha contado con muchos músicos, amigos o familiares y sin ellos, su personal interpretación en clave concertista de flamenco, con aires nacionalistas y guiños evidentes a lo popular, no sería lo mismo. Por lo tanto, hay que destacar la participación de Xavi Turull, Gautama del Campo, Bruno Axel, Alan Andrews, Jerome Ireland, Gretchen Talbot, Joselito Carrasco, Roberto Barroso, Tino Di Geraldo, Estrella Morente, Juan José Amador, Raimundo Amador, Bobote, Torormbo, Piotr Szymyslik, José M. González y Joselito Acedo que junto a Paco Bech se encarga de la producción.

 

Obra esencial

Sobre el contenido específico del disco solo os diremos que no hay palabras para describir tanta belleza y, una sugerencia, a partir de ahora todo aquel que visite el sevillano Parque de María Luisa lo haga escuchando esta obra.