José F. Ortega Castejón: “Cantes de las Minas, Cantes por Tarantas”

Ortega Castejón

Reedición de un libro básico. “Cantes de las Minas, Cantes por Tarantas” de José F. Ortega Castejón.

El libro que hoy reseñamos apareció en el año 2011 publicado por la recordada Signatura Ediciones. Un libro que fue premiado en 2014 con el Trofeo Pencho Cros a la investigación, que se había agotado y para remediar este hecho, Ediciones de la Universidad de Murcia (edit.um) ha vuelto a poner en el mercado.

 

En la reedición, José F. Ortega Castejón nos ofrece contenidos nuevos como la transcripción íntegra de una minera de Antonio Piñana, un cd interactivo con datos sonoros de diferentes cantes e incorpora, en su estudio de cantes, la ferreña surgida del Festival Flamenco de Lo Ferro.

 

Posiblemente estamos ante una de las publicaciones más ricas sobre los Cantes de Levante, junto al libro “Los Cantes Mineros a través de los registros de pizarra y cilindro” de Rafael Chaves y Norman Paul Kliman, que mejor nos muestran las peculiaridades de unos cantes complejos, por su variedad en muchas ocasiones no perceptible, desde un punto de vista histórico y, lo más importante, musical.

 

Partiendo del cante matriz de la Taranta, pasando por Cartageneras, Mineras, Levanticas, Murcianas, Tarantos, Cantes de Madrugá, Fandangos Mineros, Tarantillas, Verdial Minero, Cante del Trovo, Cantes Del Morato, Cantes de los Pajaritos, La Sanantonera y la Ferreña, no faltan ejemplos de las muchas aportaciones personales con referencias a muchos registros sonoros de grandes maestros de estos cantes como Antonio Grau, Niño de Cabra, Antonio Chacón, Manuel Vallejo, Pepe Marchena, Cojo de Málaga, Antonio Piñana, Pencho Cros, Encarnación Fernández, El Mochuelo, Curro Piñana, Manolo de la Ribera, La Rubia, Manuel el Sevillano, El Rampa, Jacinto Almadén, Niña de los Peines, Juanito Valderrama, etc.

 

El estudio que hace José F. Ortega Castejón es admirable por su precisión y valiente por profundizar en unos cantes que están marcados por líneas muy sutiles para saber diferenciar los unos de los otros.
Si en su día se te escapó, ahora lo tienes a mano.