Dorantes “El tiempo por testigo,…a Sevilla”

Dorantes

20 aniversario de la carrera discográfica de Dorantes.

Este año se cumple el veinte aniversario de “Orobroy”, disco de debut de Dorantes. Para celebrarlo ha grabado “El tiempo por testigo,…a Sevilla”, disco que repasa composiciones de sus tres trabajos en solitario y que incluye tres nuevos temas.
Dorantes, en compañía de Francis Posé (contrabajo) y Javi Ruibal (percusiones) se metieron, en septiembre de 2016, en el estudio sevillano del pianista para hacer versiones muy particulares de piezas conocidas.
De los diez cortes de esta grabación encontramos adaptaciones de “Sin muros ni candados” y “Errante” de “Sin Muros”(2012), “Batir de alas”, “Caravana de los Zincalis” y “Danza de las sombra” de “Sur”(2001) y “Semblanza de un río” y “Orobroy” de “Orobroy”(1997); de esta última, quizás la más popular de Dorantes hay cambio en los coros, aquí escuchamos el Coro de Adis Meridianos formado por 28 niños de nueve colegios del Polígono Sur de Sevilla mientras que en su versión original eran las niñas gitanas de la asociación “Villela Or Gao Kaló” del barrio de las Tres mil viviendas de Sevilla.
Sobre las nuevas composiciones, dos de ellas, “La Máquina” y “Y el tiempo”, cuentan con el curioso acompañamiento del sonido de teclado de una máquina de escribir y la otra, titulada “Barejones”, es un homenaje a Lebrija y al barrio donde se crió.
Siempre hemos tenido debilidad por todo lo que nos ha ofrecido Dorantes y en este disco volvemos a ver su capacidad para crear a partir de proyectos ya cerrados, como ocurre en sus conciertos. Sin buscar referentes, aunque los tenga como la mayoría de artistas, las nuevas versiones, semi-desnudas, nos dirigen a la impetuosidad de un Chick Corea y al sosiego de un Keith Jarrett.
Una vez más, Dorantes imprescindible.